Cómo redactar un reglamento interno de trabajo

Cómo redactar un reglamento interno de trabajo

La creación de un Reglamento Interno de Trabajo, también llamada la constitución política de la empresa debe de ser tomada con la debida importancia pues de este depende la sana y correcta convivencia entre empleado y empleador.

Cada empresario debe redactar el Reglamento Interno de Trabajo de acuerdo a las especificaciones, giro comercial, necesidades, y obligaciones de su empresa. Existen una normas mínimas establecidas en el artículo 423 de la Ley Federal del Trabajo, las enlistamos a continuación para que al estarlo elaborando no te falte ninguno de estos que tenga una repercusión legal:

I. Horas de entrada y salida de los trabajadores, tiempo destinado para las comidas y períodos de reposo durante la jornada;

II. Lugar y momento en que deben comenzar y terminar las jornadas de trabajo;

III. Días y horas fijados para hacer la limpieza de los establecimientos, maquinaria, aparatos y útiles de trabajo;

IV. Días y lugares de pago;

V. Normas para el uso de los asientos o sillas a que se refiere el artículo 132, fracción V;

VI. Normas para prevenir los riesgos de trabajo e instrucciones para prestar los primeros auxilios;

VII. Labores insalubres y peligrosas que no deben desempeñar los menores y la protección que deben tener las trabajadoras embarazadas;

VIII. Tiempo y forma en que los trabajadores deben someterse a los exámenes médicos, previos o periódicos, y a las medidas profilácticas que dicten las autoridades;

IX. Permisos y licencias;

X. Disposiciones disciplinarias y procedimientos para su aplicación. La suspensión en el trabajo, como medida disciplinaria, no podrá exceder de ocho días. El trabajador tendrá derecho a ser oído antes de que se aplique la sanción; y

XI. Las demás normas necesarias y convenientes de acuerdo con la naturaleza de cada empresa o establecimiento, para conseguir la mayor seguridad y regularidad en el desarrollo del trabajo.

 

¿Qué no se debe de hacer al elaborar un Reglamento Interno de Trabajo?

 

Elaborar un Reglamento Interno de Trabajo como ya mencionamos es de suma importancia para tu empresa, por lo que debemos evitar: 

- Copiar un reglamento interno de alguna otra empresa, porque al estar hechos de acuerdo a las necesidades y giro de la empresa, por ejemplo: no serviría contar con un reglamento de una oficina administrativa cuando tu eres una ensambladora. 

- Elaborarlo sin ayuda de RRHH, o de algún miembro que pueda brindarte información de las actividades de los empleados.

 

¿Qué si se debe de hacer para elaborar un Reglamento Interno de Trabajo?

 

- Reunirse con operarios, esto para escuchar las situaciones a las que se enfrentan día a día, pues ellos son los que mejor conocen el negocio y así poder considerar las problemáticas posibles e integrarlas al Reglamento Interno de Trabajo.

- Realizar un diagnóstico de la empresa, esto con el fin de saber las posibles contingencias que pueden surgir entre empleado y empleador.

- Reunirse de igual manera con empleados que tengan un grado de responsabilidad alto. 

- Mantenerlo actualizado, por lo menos cada 2 años hacer una revisión exhaustiva y ver que se puede agregar o quitar.

 

Si no cuentas con el tiempo suficiente para dedicarle a elaborarlo, también puedes recurrir con expertos en temas empresariales legales para que ellos te den el asesoramiento o el servicio que necesitas.

 

TE PUEDE INTERESAR: TODO SOBRE LA ASESORIA LEGAL EMPRESARIAL PREVENTIVA

 

Al contar con un Reglamento Interno de Trabajo adaptado a la naturaleza de sus actividades como ya lo sugerimos, algunos de sus beneficios será obtener un mucho mejor manejo del personal, mayor desempeño de las actividades correspondientes y a la vez los trabajadores tendrán seguridad de que este reglamento también los protege y beneficia con cualquier tema relacionado a la empresa. Se sabe que mientras más específicas sean las reglas, menor es el riesgo de tener conflictos laborales o hasta de carácter legal.

Visto 51 veces